Pedagogía

Enseñar haciendo

Un método teórico-práctico

Emplearemos una metodología basada en técnicas de la investigación-acción participativa (IAP). La IAP constituye una opción metodológica de mucha riqueza, ya que permite la expansión del conocimiento y genera respuestas concretas a problemáticas o temática de interés. Se desea aportar, no solamente un nuevo conocimiento, sino también alguna alternativa de cambio o transformación.

La IAP es un método en el cual participan y coexisten dos procesos: conocer y actuar. Por tanto, favorece en los actores sociales el conocer, analizar y comprender mejor la realidad en la cual se encuentran inmersos, sus problemas, necesidades, recursos, capacidades, potencialidades y limitaciones; el conocimiento de esa realidad les permite, además de reflexionar, planificar y ejecutar acciones tendientes a las mejoras y transformaciones significativas de aquellos aspectos que requieren cambios; por lo tanto, favorece la toma de conciencia, la asunción de acciones concretas y oportunas, el empoderamiento, la movilización colectiva y la consecuente acción transformadora.

En ese sentido se fomentará desde los primeros semestres:

  • Impulsar que los alumnos tengan un aprendizaje práctico en despachos, en la administración pública, en tribunales y/o en órganos legislativos
  • Se privilegiará la solución colectiva de casos
  • Se dará preponderancia a la enseñanza de la argumentación jurídica.
  • Tanto los alumnos como los profesores deberán preparar las clases; porque los abogados preparan y estudian los casos, no llegan a improvisar ante los jueces
  • Se buscará que los alumnos comiencen a publicar artículos altamente especializados

Retomando visiones críticas

La Escuela de Derecho Ponciano Arriaga es receptiva a visiones críticas sobre la educación. Muchas de ellas propuestas y discutidas durante los intercambios académicos entre los profesores, que reciben capacitación pedagógica cada curso.

Las teorías que proponen la desescolarización han sido por ello, analizadas. De esta forma impulsamos una nueva forma de comprender el tiempo de los alumnos.

Existe un horario para tomar clases junto con profesores.

Pero a partir de 2017, los alumnos tienen un tiempo destinado al estudio y debate libre de los temas que ellos seleccionan, dentro de las instalaciones de la EDPA, pretendiendo generar una actitud semejante a la buscada por el Centro Intercultural de Documentación, creado a partir de ideas críticas como las de Iván Illich. Así demostramos que los jóvenes son seres capaces de dirigir en forma creativa sus propios procesos de aprendizaje. Evitamos con ello, restringir o limitar su confianza en sí mismos y en sus habilidades. Pretendemos que no necesiten a un profesor.

Anuncios